Mujeresescritoras

Just another WordPress.com weblog

ATAVÍOS, SELECCIÓN DE POEMAS

Posted by Carmen Cristina Wolf en diciembre 7, 2008

Por Carmen Cristina Wolf

 

 

I           ATAVÍO DEL AMANTE

No dejes caer la noche sin decírselo

La rosa no se avergüenza

de opacar la lucidez  del alba

 

            Es mejor un instante de atrevido sonrojo

que mil versos de sensata palidez

 

II          ATAVÍO DE LA PROMESA

 

Traje conmigo algunas piedras de la ciudad perdida

y un puñado de versos sin destino

           

Respiro lo imposible  y no espero noticias

me recreo en la experiencia de la sed

El oleaje aparenta una  conversación con mis otras máscaras

            No deseo escuchar su voz, quebrantaría el inquieto sosiego del mar

Si los sueños dejaran de serlo  perdería el gozo de la promesa

           

No te acerques para hacer de la espera un eterno comienzo

 

Casi miré en celaje el vuelo de tus cabellos a través del cristal

Recé para que no fueras tú. Así nunca te poseería del todo

El  vuelo del alma no debe caer abatido en la piedra más honda.

Mi quehacer no es otro que esperar en las cafeterías

de esta ciudad que se abre al horizonte.

¿Llegaste? ¿Eres tú?

                       

III          ATAVÍO DEL ORIGEN

           

Soñé el sueño de aquél en quien florecen siempre las palabras 

 

Rodé entre piedras que exudaban templanza,

caí millares de  veces en las playas de todos los océanos

 

Cuando aún no existía el cántaro ni el día, 

 Cumplí el ritual de la gota de luz en la penumbra

Sudé al calor de ríos de lava y al frío de pavorosas cavernas

confundida entre hipocampos y corales rarísimos

enredada en  aletas de peces  sin mirada

 

Las tortugas gigantes llevaban en sus casas 

grabadas las señales del que sería mi cuerpo y el de todos

            Había  un itinerario según supe

en el centro del alma y era fácil sentirlo

            casi imposible hallarlo persiguiendo las sombras

 

Era extravío seguro atarse a los deseos

           

IV        ATAVÍO DE LA AURORA

Del tiempo en que los minerales frotaban entre sí

sus contornos en busca de las formas

y aún  no había tonos verdes

el germen  se dejaba ceñir por los océanos

De allí vengo

Un día se acercó a mí,  tenía un fulgor de aurora en su mirada

mis manos,  refugio exacto de sus cabellos.

 

V         ATAVÍO DE LA MEMORIA

Él  nombraba las cosas con sonidos graves y conocí la risa

su porte recordaba el vuelo del albatros y el  tornasol del tigre

Y nos quedamos solos perfectamente unidos

Desde entonces asistí innumerables veces a mi nacimiento

Una parte de mí recuerda el esplendor

 

No he vuelto  a ver sus ojos de mineral profundo

           

           

VI        ATAVÍO DE LA INFANCIA

 

Me encuentro entre los niños que abandonaron pronto los patines

y  le fueron infieles a los cuentos por viajar en un tren de compromisos

 

Osar volver a ser un corazón de pequeño latido

pasear de nuevo en el camión de los bomberos

           

Eso haré si es posible

dibujaré un caballo estremecido de praderas

pintaré líneas de tiza en el garaje                                            

para advertir al auto que detenga sus ruedas:

            Es el espacio de los pies desnudos

con cientos de caminos y tréboles irreverentes

 

VII        ATAVÍO del ALMA

Dime, geranio del jardín, si es que la has visto

Sabes tú dónde se ha ido mi alma?

            El  cuerpo duerme

y mis manos no alcanzan a bordar sus memorias

           

Ignoro dónde estás alma mía

            sólo espero que vayas en buen paso

No hables con el ruiseñor

             perderías  el vuelo hacia la umbría

           

No es tiempo aún  de encontrar el árbol del comienzo

VIII       ATAVÍO DE LA CÁMARA SECRETA

No abandones nunca tu rincón secreto

sin tender el hilo que te llevará de vuelta

No te pierdas  en medio del desierto de las cosas

caerás fatigado de tanto laberinto

 

La cámara secreta es el mejor lugar para no morir de compañía

Solo tú sabes donde está lo recóndito

            No pierdas el camino

 

IX        ATAVÍO DEL POEMA

Oigamos los espacios de las frases

            que el pensamiento hable y las palabras piensen

 

            Escribo y me revelo ante mis ojos en solitaria y única constancia

el cortejo de dudas  y deseos y su incansable afán me regocijan

            A veces, en las noches vuelvo a pensar el mundo

lo tomo por alguno de sus hilos, paseo su laberinto

 

nada más atrayente que un poema agazapado

en la puerta del alma

                                               con su enigma de letras milenarias

 

Del poemario Atavíos, publicado por Editorial El Pez Soluble 2007, Caracas

c-c-wolf-foto-blogCarmen Cristina Wolf: Poeta, ensayista y editora nacida en Caracas, Venezuela. Abogado con  Estudios de Teoría de la Argumentación y Nueva Retórica. Obra publicada:   En poesía: Canto al Hombre, Cármina editores 1997 tres ediciones; Canto al Amor Divino, Cármina Editores 1998; Escribe un poema para mí (Ed. Círculo de Escritores de Venezuela 2001; Fragmentos de Isla, Ed. Poiesis 1988, Prisión Abierta,(Ed. Al Tanto 2002, Colección Las iniciales del tiempo; Atavíos, Editorial El Pez Soluble 2007; Huésped del Amanecer, poemas, editado por la Universidad Nacional Abierta 2008. La llama incesante, Aforismos, Ed. Diosa Blanca 2007; Retorno a la Vida, Ensayo, Cármina editores;  Poesía Femenina y violencia, ponencia publicada en Antología 8º Encuentro Internacional de Escritoras 2008; Acontecer fecundo: Estudio sobre la obra de Luz Machado, publicado por la Asociación de Escritores de Mérida 2008; Retorno a la Vida,  Cármina Editores 2006. Profesora de Comunicación y Oratoria en el Instituto de Estudios Diplomáticos Pedro Gual.

 

Obtuvo el Premio al Concurso de Cuentos 2005 de la Librería Mediática. Su obra aparece en Antología de Poetas Venezolanos de José Antonio Escalona, Universidad de Los Andes 2002 ; Quiénes escriben en Venezuela (Conac 2004); El Hilo de la Voz  2004; Antología del Círculo de Escritores de Venezuela 2005; Biblioteca de Venezuela Analítica; Mujeres Venezolanas ante la Crítica de la Asociación de Escritores de Mérida 2008; Antología Octavo Encuentro Internacional de Escritoras, de la Asociación de Escritores de Mérida, 2008; Antología de Versos de Poetisas Venezolanas Editorial Diosa Blanca 2006; Red Mundial de Escritores. Letralia.com. Prometeo Digital; Wikipedia. Corresponsal de la revista PublicARTE, articulista de Analítica.com y de Literanova.eduardocasanova.com.  Una muestra de su poesía aparece en el libro La Mujer Rota (Primer Foro Internacional de Poesía);  Literalia Editores México 2008;  y en las Revistas Circunvalación del Sur, Conciencia Activa 21, Ateneo de Los Teques y otras.

 

Ha escrito más de 50 ensayos literarios, publicados en  diarios y revistas nacionales e internacionales. Sobre su obra han escrito: Helena Sassone, Miguel García Mackle, Edgar Vidaurre, Lidia Salas, Alejo Urdaneta, Eduardo Casanova, Enrique Viloria, Pedro Pablo Paredes, Milagro Haack, Lubio Cardozo.

Es Directora de Cármina Editores, Presidente del Círculo de Escritores de Venezuela, Miembro Honorario de la Asociación de Escritores de Mérida.

Por editar: Para creer y descreer, Ensayos 1990-2008; El látigo de Fouché y otros Relatos; Versos de Viaje, Poemario;  La gruta del Haiku, Poemas; Labor de Mujeres, poemario de María Isabel Novillo y Carmen Cristina Wolf

Blog Literatuta y Vida:   http://literaturayvida.blogsome.com/         

 Revista CEV:                http://circulodescritoresvenezuela.org

Mujeresescritoras:         https://ccwolf.wordpress.com

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: